miércoles, 7 de junio de 2017

La memoria y la lucha en la sangre.

Recuerdo los últimos años del franquismo. Los últimos fusilamientos. Cuando detenían a mis compañeros por el simple hecho de repartir propaganda contra el régimen, claro. Cuando hacíamos pintadas de madrugada en los caminos y las puertas de las fábricas. Cuando en este país la izquierda aspiraba a una ruptura. Cuando Carrillo hablaba de Reconciliación Nacional desde fuera, mientras su hijo estudiaba en La Sorbona de París, y nuestros hermanos se desangraban desde muy jóvenes en los campos, las fábricas y las universidades. De cuando murió Franco. De la Reforma Política de Adolfo Suárez. De la legalización del Partido Comunista. De la Constitución Española hecha con miembros del PSOE y del Partido Comunista, de la que ahora reniegan. Del Referéndum Constitucional. De las Primeras Elecciones Democráticas. De la Restauración de la Generalitat. De la Constitución de las Autonomías y de cómo se constituyó la andaluza. De la victoria de Felipe. Lo recuerdo todo todavía.

Recuerdo todos estos años de Gobierno de PSOE en Andalucía. De la Reforma Agraria que no pasó de los “amotillos” de Manaute. De la “maldita” pinza del PP e IU de la que se quejaba Chaves, ¡que torpes fueron con no desalojarlo del Parlamento, además de desalojarlo de su Palacio Presidencial! De la poca categoría de Chaves al decir que no tenía dónde vivir y se fue a vivir de alquiler para después comprarse una mansión el La Palmera, y de su humillante primera declaración de bienes al Parlamento y a todos los andaluces. De cómo el PSOE pisaba a sus “hermanos” de la izquierda. Y de cómo esa “misma” izquierda humillada apoyaba al PSOE cuando le hacían falta sus votos para seguir controlándolo todo a cambio de migajas. De cómo era olvidada otra vez cuando no hacían falta sus votos y era humillada nuevamente. Y de cómo ahora llama al perrito faldero del Sr. Valderas para crearle un puesto en La Junta de no se qué de la memoria histórica que además tendrá que cambiar la ley para darle cabida, después de agotar su desempleo de lujo, de político, desempleo de Presidente del Parlamento Andaluz, casi ná. Para terminar de hundir a IU.

Seguro que el 99,99 de los andaluces no es capaz de dar los nombres de 10 parlamentarios, qué digo 10, ni 5. Y lo leemos en los periódicos y nos quedamos tan tranquilos.

Izquierda de pacotilla que gobierna esta Andalucía nuestra durante tantos años. Que ya lo dijo la Sra. Susana: que el PSOE no es de derechas, ni de izquierdas. Memoria Histórica. Sí, deberíamos tener Memoria Histórica los andaluces, y los españoles en general, y ver como han mejorado todos estos vividores su situación y las de sus familias en estos años. Vividores todos, casi sin excepciones. Y esta Sra. que ahora tenemos de Presidenta y que todo su afán es no abandonar el poder que hoy habla de matrícula gratis para los universitarios que aprueben todas las asignaturas, que ya lo hacía Franco, y ayer nos hablaba de darles créditos para que lo pagaran cuando trabajaran igual que los americanos que están endeudados de por vida por estudiar. Y mañana hablará de cualquier cosa que sus “community manager” les diga que cuente, para ganar nuevamente, como cuando Chaves dijo que le iba a dar una paga a todas las amas de casa de Andalucía. ¡Qué fácil es engañar a los Andaluces! La historia de Andalucía de estos años sí que es para estudiarla y para revisarla, y ahora se puede porque aun tenemos hemerotecas, aunque llegará el día que cambien las noticias como cambian los nombres de las calles.

Y mientras nuestros jornaleros siguen desangrándose, menos Cañamero, que se tuvo que presentar por Jaen para salir de Parlamentario, nadie es profeta en su tierra, en esa amalgama de partidos e ideas que es Podemos. Y Sánchez Gordillo que sigue en su Alcaldía, tipo listo que decidió seguir siendo Alcalde antes que Parlamentario. Y nuestra Juventud se desangra entre inmigración y abusos porque no hay ningún control sobre el abuso a los trabajadores con jornadas agotadoras,salarios de miseria, y sin cotizaciones sociales. Y los parados y sus familias pasan necesidades y hambre sin que nuestro Parlamento, que vive de puta madre, se digne aprobar una mísera Renta para que esos andaluces sobrevivan. Y que miran para otro lado para no ver las colas en los comedores, en cáritas, y en tantas ONG,s parroquiales o ciudadanas. Y que no ven como no se puede pasear por ningún sitio porque te asaltan infinidad de peticionarios de ayudas de toda índole ante la ineficacia de una Administración Andaluza que solo miran a su ombligo. Y para rematar, esos sindicatos “de clase” ¿dónde están? Tan calladitos. Tan sumisos. Y que de vez en cuando saltan a la prensa por casos como este último de las copas gratis. ¡Cómo puede haber tanto insensato por ahí viviendo del cuento, con la que está cayendo!

¿Por qué no os vais ya todos y nos dejáis huérfanos de políticos que seguro que nos va mejor?

Y después de todo, ¿todavía no os explicáis por qué el 99,9999 de los andaluces no somos de ningún partido, ni de ningún sindicato? Pero somos tan tontos que seguimos votando siglas que solo sirven para que mejoren ellos y sus influencias. Buscad en Google y lo que no esté exigirlo, y os enteraréis.

Miguel Cabrera.