lunes, 12 de junio de 2017

Cuando Utrera tenga Concejal de Limpieza.

Jubilado se ofrece gratis (como es lógico) cuando Utrera tenga Concejal de Limpieza a acompañarlo por las calles y barriadas de Utrera, por los alrededores, por los polígonos, por las pedanías, por las urbanizaciones, para que vea el estado en que se encuentra diariamente nuestra población y tome las medidas oportunas en cuanto a trabajo, personal, enseres de trabajo y mobiliario.

El calor, el abandono, la acumulación de trabajo en distintas épocas del año, la escasa colaboración, seguramente poco personal, y las herramientas de trabajo tan rudimentarias, entre otros, hacen que los trabajadores de limpieza no den abasto. Hay que ir a las Ferias del sector para ver las innovaciones e introducirlas.

En la misma medida se ofrece al Concejal de Obras que no sabemos por qué motivos ni ve, ni oye, ni contesta a los vecinos, que gratuita y voluntariamente le hacen llegar el lamentable estado de abandono de Utrera en general.

Utrera necesita ese mantenimiento rutinario que le de la vuelta a la actual situación, entendemos que a esas empresas que trabajan para el Ayuntamiento en esos grandes proyectos no les interesa estos pequeños desperfectos que su arreglo hace que los ciudadanos vivan mejor, pero para eso estamos los vecinos, para hacer llegar a nuestro gobierno esa realidad para que tomen medidas efectivas.

El gobierno local está tirando por la borda el trabajo gratis que realizan muchos vecinos que le hacen llegar por distintos medios la situación de abandono que padecen muchísimas zonas de Utrera sin que le den ni siquiera las gracias por su preocupación y lo que es peor ignorándolos.

Gracias a Internet los vecinos de unas barriadas podemos conocer la situación de otras. Y nos hace llegar de primera mano las inquietudes y problemas de distintos colectivos utreranos de todo tipo haciéndonos ver sus problemas de forma directa.

Utrera cambiará si todos colaboramos un poquito...más.

Pero no colocando gente a dedo con sueldos de 25.000 euros como mínimo.

Miguel Cabrera.