martes, 9 de mayo de 2017

Con el Ayuntamiento no hay quién se aclare.

La falta de Transparencia en el Ayuntamiento lleva a situaciones surrealistas. La renuncia de la Concejala Delegada de Hacienda, Transparencia y Nuevas Tecnologías para incorporarse a su trabajo (la Diputación es para toda la vida, el Ayuntamiento no) lleva a estas situaciones.

En el Pleno de 20 de Abril, se dio cuenta a la Corporación de la Renuncia a la Dedicación Exclusiva, de la Teniente de Alcalde Delegada de Hacienda y Transparencia del Ayuntamiento Dª Ana María Cerrillo Jiménez.

El 24 de Abril el Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento, que no hablaba de Renuncia, anunciaba que el fin de la excedencia laboral de la Concejala Ana Cerrillo provocaba una reorganización de competencias del Gobierno Municipal, y que Tamara Casal, hasta ahora delegada de Cultura, asume las competencias delegadas de Hacienda. Cultura será asumida por Carmen Cabra, que mantiene Turismo, Festejos y Comercio. Villalobos ha explicado que “una delegación clave como es Hacienda necesita de una persona implicada a tiempo completo, y la nueva situación personal de Ana Cerrillo lo impedía”. Ana Cerrillo seguirá en el equipo de gobierno con las delegaciones de Transparencia y Nuevas Tecnologías.

¿Si Carmen Cabra asume Cultura y Juventud quiere esto decir que la dedicación anterior de Tamara Casal era innecesaria y que nos podríamos haber ahorrado 33.634,50 euros anuales?

¿Si el nombramiento de Tamara Casal de una parte de las competencias que tenía Ana Mª Cerrillo las va a llevar Tamara Casal a tiempo completo quiere esto decir que Tamara Casal nos va a costar ahora 44.846 euros al año aunque tenga menos competencias que la anterior y que Ana Mª Cerrillo que sigue en el equipo de gobierno con competencias reducidas cobrará ahora 33.364,50 euros, o no cobrará nada al incorporarse a la Diputación por terminar su excedencia laboral, o por incompatibilidad?

¿Si Carmen Cabra pasará ahora a llevar Cultura y Juventud también, tan poco peso tiene este área que puede asumirlo sin que su cometido tenga merma, o es que como todos los del equipo de gobierno tenían que cobrar del Ayuntamiento se crean las delegaciones para que coincidan con el número de concejales que conforman el gobierno de turno para que todos cobren?

¿Cuantos sueldos más nos podríamos ahorrar los utreranos si otros tantos concejales se fueran a sus trabajos?

¿Es necesario adaptar la estructura orgánica del Ayuntamiento a los resultados electorales de forma que ganar las elecciones tenga una recompensa económica más importante que el puesto de trabajo de cada uno de los que forman el equipo de gobierno o lo que es lo mismo de los ganadores electorales por mayorías absolutas o pactos?

¿Quiere esto decir que si el gobierno municipal estuviese formado por 17 o 20 miembros en lugar de 14, también todos cobrarían porque ya se fabricarían delegaciones para todos?

Es la primera vez en la historia de Utrera desde 1.979 que existen tantos Concejales con Dedicaciones Exclusivas al 100% y al 75% sentando un mal precedente: Vivir de la política local.

Mal camino llevamos si entendemos la política como una manera de poder vivir.

Miguel Cabrera.