martes, 28 de marzo de 2017

El Kichi y el Bono Social Eléctrico.

El Kichi, Alcalde de Cádiz por más señas, llora en las redes lo que no defiende como Alcalde. Todo viene a cuenta de la no aprobación del Bono Social para la luz cuando él mismo reconoce que su ayuntamiento se gasta más de 500.000 euros al año en socorrer a los gaditanos que no pueden pagarla.

Todos hemos visto como echa a los gaditanos del Pleno, y como los vecinos pasan los días en los soportales del Ayuntamiento pidiendo trabajo para poder comer o una vivienda digna. Kichi, si con 500.000 euros no tienes bastante amplía el tope que para eso tienes beneficios en la eléctrica y no contrates tantos “colaboradores”.

Pero qué fácil es echarle las culpas a los otros. Por qué no aprende del País Vasco que tiene un salario social para todos los vascos sin ingresos de 638 euros al mes, y 250 euros de ayuda en alquiler. Por qué no aprende de los ayuntamiento que han subido las prestaciones mínimas de sus ciudadanos en los Plenos Municipales. Se puede informar por las redes que tanto le gustan. Está claro, que paguen otros.

Al Kichi, aunque se lo recuerdan cada día, se le olvida la cantidad de gaditanos que hay pasándolo mal. Y en un país con mayoría de “izquierda” es imposible instaurar un salario social donde las familias no tengan que ir de ventanilla en ventanilla arrastrando su pobreza, o de cola en cola para poder comer algo. Tenía que empezar por él e instaurar allí la Renta Básica y dar ejemplo. Allí nació La Pepa.

Desde el Congreso de los Diputados, las Asambleas Regionales y los Ayuntamientos no se pasan necesidades. Estamos cansados de ver como se ponen de acuerdo solo para cosas menos importantes para el pueblo. ¿Por qué no se ponen de acuerdo en el Parlamento Español, que tienen mayoría, e instauran el Bono Social Eléctrico y la Renta Básica?

El bono social gaditano hoy, 27/3/2017, rechazado por el Consejo de Administración de Eléctrica de Cádiz iba a ser financiado con una donación voluntaria de la suministradora de 600.000 euros, cuyos beneficios anuales oscilan entre los 8 y 10 millones de euros, y que en 2016, según informes preliminares, obtendrá unos beneficios extraordinarios de más de 15 millones de euros. El Ayuntamiento estimaba que con esta suma, 600.000 euros, se aseguraría el acceso a la energía a 2.000 familias en situación de vulnerabilidad.

No entiendo el problema que tiene el Kichi de aplicar el Bono Social por parte del Ayuntamiento, aunque se niegue el PP en el Consejo, cuando tiene más del 55 por ciento de las acciones y del beneficio de más de 15 millones de la eléctrica de Cádiz. Seguramente su problema es que tampoco se pone de acuerdo con los miembros de la corporación para sacar adelante los presupuestos. Y es que sin mayoría no se pueden imponer las cosas, Kichi. Hay que dialogar.

No se trata solo de pagarle la luz o el alquiler a los ciudadanos que no pueden, se trata de vivir con dignidad.

Miguel Cabrera.