miércoles, 29 de marzo de 2017

Carta a Susana Díaz en su visita a Utrera.

Señora, lo siento pero no puedo considerarla mi Presidenta. Y por lo que veo es un sentir compartido cada vez por más andaluces. Utrera es un pueblo, yo soy el primero que lo dice, pero hasta el pueblerino del pueblo más humilde tiene su orgullo y usted no ha respetado a los utreranos.

No se quién ha fallado, si usted, su protocolo, su seguridad o sus acólitos. Pero yo el fallo se lo atribuyo a usted que es la Presidenta de todos los andaluces, hasta de los que no queremos que lo sea, fíjese. Y es que no se puede ir a un pueblo y pasar de sus representantes. ¿Quiere que le enumere quienes son los representantes del pueblo...? Y no todos son políticos.

Usted ha venido a celebrar algo que no le corresponde celebrar, ni a usted, ni a los que estaban con usted. La celebración le correspondía en todo caso al pueblo de Utrera que es el que luchó por crear unas condiciones sanitarias que por desgracia todavía no son las mejores. Ese CHARE se debería de llamar “Pueblo de Utrera” por no personalizar una lucha que duró muchos años hasta que un gobierno de su partido con el dinero de los andaluces se dignó hacerlo, y hay mucho que mejorar, no crea.

En Utrera, aunque es un pueblo, hay gente que todavía tiene clase, porque la clase si se aprende no se pierde. Y aquí siempre ha habido algunos colegios buenos. Si el Alcalde de turno hubiese tenido clase, o los que la rodean y aconsejan, o usted misma, hubiera hecho una celebración con el Pueblo de Utrera, la hubiésemos invitado, y lo hubiéramos celebrado juntos, exponiéndole nuestros puntos de vista diversos, que no tienen por qué coincidir con el suyo, porque de momento no estamos en un nuevo régimen aunque el camino que llevamos se empeñe en decir lo contrario.

La imagen ofrecida a los utreranos fue patética. Y no digamos ya con lo del colegio, que después de prometerlo en reiteradas ocasiones se descuelga ahora con 350.000 euros que dice que va a aprobar antes de que acabe el año.  Y tardará un año, dos, tres, o más, en hacerlo, que más da. ¿Para cuando? Gracias, muchas gracias. De momento va a invertir menos de la mitad de lo que se va a gastar nuestro Alcalde en arreglar la Caseta Municipal de Feria. Lo dicho: Patético.

Y tan solo a unos escasos metros, centenares de Utreranos recogiendo su ración de comida del día gracias a un grupo de voluntarios. ¿Pero, usted qué sabe de eso? Si tan solo hace unas fechas se negó a aprobar una ayuda de miseria para los más necesitados en el Parlamento Andaluz, menos de lo que cuesta un Ave para dos de ida y vuelta a Madrid.

Espero que los españoles en su totalidad tengan más olfato político a la hora de elegir un/una presidente/a para este país que el que hemos tenido los andaluces. Y que el próximo/a de Andalucía aunque sea de su partido tenga una mejor visión política.

Todo sea por Andalucía Libre, España y la Humanidad.

Miguel Cabrera.